Instagram

YouTube

martes, 2 de agosto de 2011

José Luis Rubio, con él empezó todo



José Luis Rubio es el directivo de referencia del baloncesto zaragozano: fundador del CBZ, uno de los impulsores de la ACB, y sobre todo, un apasionado del baloncesto. Como figura pública no da lugar a la indeferencia, y como presidente del mítico CAI Zaragoza (luego Banco NatWest y Amway) tampoco: lo encumbró deportivamente y no pudo evitar su desaparición como equipo de élite. Hoy continúa presidiendo el CBZ que sigue trabajando en aquello que José Luis Rubio creyó: la formación de jugadores.

En febrero de 1980 se constituye el Club Baloncesto Zaragoza (CBZ) como club independiente de lo que había sido la sección de baloncesto del C.N. Helios, siendo nombrado presidente José Luis Rubio. Desde entonces y hasta 1996 se escriben las páginas doradas del baloncesto zaragozano (2 Copas del Rey y otras 2 finales; subcampeón de la Recopa de Europa; dos terceros puestos en ACB...), y también las más amargas con la desaparición del baloncesto de élite de la ciudad. José Luis Rubio continúa manteniendo quince años después de aquel verano fatídico la misma ilusión por el basket. Recuerda el equipo de los Piratas cuando Helios no tenía categorías inferiores, en el que entrenaba a las ocho de la mañana antes de ir a trabajar o estudiar, con una pesadísima ropa de abrigo para protegerse en la ribera. También los equipajes del CAI que trajo directamente de Estados Unidos, las visitas a Adidas con el capitán Fernando Arcega para elegir las camisetas de la siguiente temporada o las iniciativas para innovar en su serigrafía. Las anécdotas recorren el álbum histórico de fotos, para detenerse en los cuatro jugadores que cede Raimundo Saporta, entre los que se encontraban Alberto Alocén o Emilio Nicolau, para tener una opción de compra por Fernando Arcega. O para rememorar las reuniones y celebraciones en el Pub Basket, donde se proyectaron muchos de los partidos que almacena el presidente en su memoria y en su colección de videos que incluyen todos los de competiciones europeas del CAI. La historia le pertenece, esa misma que el baloncesto español descuida privándole de una referencia fundamental, y que solo recupera a cuentagotas. Mientras señala la gestión del Baskonia y sus instalaciones del Nex Baskonia de la mano del que fuera su jugador José Antonio Querejeta, José Luis Rubio atiende esta entrevista realizada tras la oficialización del acuerdo ACB-Endesa que da el pistoletazo a la pretemporada 2011/2012.
 

-José Luis Rubio fue un pionero en el mundo de los negocios, a la hora de crear un club de baloncesto, de concebir el deporte como espectáculo, y de diseñar equipos a partir de 2 grandes extranjeros y un buen puñado de jugadores formados en categorías inferiores. Su legado, reconocido o no, es incontestable.
Yo pienso que la gente de baloncesto, y sobre todo a nivel nacional, reconoce el trabajo que nosotros hemos hecho históricamente y también el que estamos haciendo ahora, que a pesar de haber desaparecido digamos “lo profesional”, seguimos vinculados al baloncesto de cantera. Y digamos a nivel de ese baloncesto profesional, tenemos una buena relación con la ACB, asistiendo a todos los actos como Copa del Rey, etc. así como la Final Four. Porque tanto en la ACB de alguna manera fui dinamizador y fundador, y también fui fundador, algo que hay menos gente que lo sabe, de la ULEB (Unión de Ligas Europeas de Baloncesto) junto con Jordi Bertomeu y Eduardo Portela, de lo que es hoy la Euroliga. En todos estos actos estoy presente, y también sigo un poco la Federación, en este caso a la Selección Española de baloncesto, yendo siempre que puedo a sus eventos, como el año pasado al Mundial en Turquía y este año seguramente pues también a Lituania. Yo no he perdido el contacto porque soy hombre de baloncesto...

-¿Qué es del CBZ a día de hoy? ¿Mantiene su denominación como 100x100 basket CBZ?
Hay gente que confunde el tema del club con sus patrocinadores. Nosotros arrancamos de Helios, donde yo erar esponsable de la sección de baloncesto, y cuando se funda el CBZ en el año 80, se funda como tal, y su nombre es Club Baloncesto Zaragoza. Hoy en día, el CBZ es el mismo club: el campeón de las Copas del Rey, el campeón histórico, ha sido el Club Baloncesto Zaragoza. Lo que pasa es que lo bautizan en su segundo año como CAI, no en el primero, que entonces se llama Zaragoza SKOL que es su antiguo patrocinador. El segundo año es CAI, y entonces la gente coge el nombre y lo conoce como CAI. Igual que se reconoce luego como Banco NatWest o Amway. Lo que quiero decir es que el CBZ es el que nació, el que siguió, el que consiguió los trofeos. Hubo una época que la ley obliga a que el club se transforme en Sociedad Anónima Deportiva (S.A.D.), en este caso CBZ, S.A.D. pero se separa, como hicieron otros clubes como Estudiantes o Joventut, el equipo profesional que es una Sociedad, que es lo que luego desaparece, y por otro lado sigue el CBZ con la cantera, que es lo que a día de hoy todavía sigue.





-Para este año habéis llegado a un acuerdo para utilizar las instalaciones deportivas del Colegio Sagrado Corazón de Jesús..
Nosotros hasta ahora estamos utilizando las instalaciones del Colegio Sagrado Corazón, porque la instalación nuestra que era el pabellón del Actur cuando hubo la suspensión de pagos, que ahora está tan de moda, se lo queda la ACB en pago a la deuda. Con eso se pagó a todo el mundo, incluido a Hacienda. El pabellón desapareció, y aunque nosotros teníamos derecho a tener en esa instalación nueva (el ACB Aviva) una pista de baloncesto, este hecho no se cumplió luego, y solamente se quedó en unas oficinas que son las nuevas del CBZ, con toda su historia, y que inauguraremos seguramente en septiembre teniendo ya una ubicación social. Y luego la ubicación de las pistas será en el Sagrado Corazón, o en alguna otra pista que vamos a solicitar este año, pero con el deseo y el trabajo que estamos realizando para tener una instalación propia donde podamos mantener toda nuestra estructura. Creo que estamos hablando de 14 equipos, y siempre con la esperanza de subir la escalera: no es que pensemos que mañana vayamos a estar en la ACB, pero sí creo que Zaragoza debería tener un equipo en la liga intermedia, que sería la LEB, porque creo que sería bueno, no tanto como una competencia de nadie, si no como una posibilidad de que jugadores de Zaragoza, que salgan de Zaragoza, hechos en Zaragoza, y con la misma filosofía que tiene el CBZ, tuvieran una salida de poder jugar en su equipo y en su ciudad. Porque hoy en día, y tal y como está la organización de la liga profesional y lo acabamos de ver ahora con este sistema nuevo del sistema de los cupos, pues el jugador nacional cada vez va a tener menos oportunidad de jugar a nivel profesional en la Liga ACB.


-Tal como ocurrió por ejemplo con el Conservas Daroca militando en Primera Nacional.
Con el Conservas Daroca se llevó a cabo un trabajo con el que muchos jugadores terminaron de “hacerse” en esa competición y en ese club, que hizo un esfuerzo grande por tener también un equipo de cierto nivel. Luego otros jugadores también fueron cedidos a Huesca, que alguno terminó quedándose allí en Huesca, y a otros equipos. Yo creo en esa línea, y pienso que hoy en día está totalmente en vigor, las cosas han cambiado, pero no tanto. Cada vez se necesitaría más dedicarse a hacer jugadores: si nadie tiene un campo para cultivar lechugas, nadie comerá lechugas.

-¿Era Epi tan malo como él mismo asegura cuando fichó por el Barça desde Helios?
Eso queda muy bien decirlo, pero él ya apuntaba como jugador. Es verdad que al que ficha el Barcelona es a su hermano, que se lo quita al KAS, que era un equipo que se quiso hacer de alto nivel en aquella época pero que Raimundo Saporta, el mítico vicepresidente del Real Madrid no dejó que creciera políticamente y desapareció. El Barcelona vino a fichar a Herminio aquí, en el restaurante Bienvenido, lo que pasa que en el lote se llevaban a los padres a Barcelona, porque de alguna manera tenía que estar la familia ya que si no era complicado a efectos federativos, y de paso fichan a su hermano. Pero lo de su hermano es porque ya apuntaba cuando estuvo con nosotros. Yo le firmé la baja a Epi para irse al Barcelona como directivo de Helios. Y jugó con nosotros aquel año ya sabiendo que al año siguiente se marchaba. Era un jugador que ya apuntaba maneras, que realmente se veía iba a ser un buen jugador, a lo mejor no se podía decir entonces lo que ha llegado a ser, porque se ha hecho a sí mismo y ha sido el puro jugador que se hace a base de trabajo, esfuerzo y mentalidad, y día a día, día a día... Pero bueno, tiene que haber mata para que haya patata, que es lo que se dice. Por lo tanto, había ya la mata.

-De Coppeland a Dennis Hopson pasando por Magee o Leon Wood: ¿Cómo se fichaba a los extranjeros antes casi de que existieran los videos y por descontado, internet? (Usted fue uno de los primeros que viajó a EE.UU. para ver in situ a las próximas incorporaciones).
Hacia el año 78 más o menos, yo cogí un avión y me fui a Estados Unidos, a Los Ángeles, a fichar a Webb Williams. Fue el primer jugador americano que se trajo aquí, en Tercera División, y que luego llegó a jugar en ACB y acabó siendo máximo anotador de la liga precisamente con el Baskonia, a quien se lo cedimos un año. Y me fui yo allí, a verlo jugar, me parece que fue la primera vez que iba a Estados Unidos. Era muy joven, muy novato... A partir de ahí, yo fui todos los años, todos los veranos, junto con el entrenador que iba a llevar el equipo ese año. Y si algún año no podía ir él, porque me pedía vacaciones, pues me iba yo solo. Me iba a ver las ligas de verano: normalmente hacían Nueva York, luego Los Ángeles, que era la más famosa, y Utah. Y me veía durante una semana cada día ocho o diez partidos y tres mil negros, que luego al final no sabía quién era quién (risas). Yo hacía mi trabajo con los roster, los iba siguiendo, los que jugaban en Europa y estaban jugando allí, haciéndote la idea y tal... Todo con un poco de pasión. Y esa fue la trayectoria. Luego también en invierno he ido otros años a ver partidos de la NBA, porque tenía mucha relación con gente de la NBA, sobre todo con David Checketts, que fue presidente de Utah Jazz y luego también de los Knicks. De alguna manera he visto por dentro las tripas de cómo se organizaba el marketing, de los Knicks sobre todo. He ido también a partidos All-Stars, y he visto los shows que montan: ellos los venden como un espectáculo, de acuerdo que nosotros tenemos otra mentalidad “perder o ganar”, si pierdo es una tragedia y si gano es que ya tenía que ser. Hay que ver otras concepciones y otras ideas.

-¿Qué supuso Magee para el CAI Zaragoza?
Supuso todo. Sobre todo la revolución al coincidir con la victoria de la Copa del Rey. Fue una oportunidad Kevin Magee, al que había visto en una liga de verano en Los Ángeles, y me quedé maravillado de él. Lo que ves en los jugadores allí, son los intangibles que no se ven en un video. Las actitudes de ese jugador. Había jugadores que reboteaban mucho, pero claro, si no defiendo le dejo que tire y voy a por el rebote, soy el máximo reboteador aunque no defienda. Magee tenía una agresividad, un carácter, siendo un jugador pequeño para ser pivot, que aquello me gustó mucho, como luego pasó con otros que no he podido traer porque eran jugadores NBA, como era su caso. Curiosamente, cuando ya habíamos empezado la temporada y habían pasado dos meses, me llama un amigo agente, Miguel Ángel Paniagua, y como conocía mi forma de ser me dice que tiene a Magee en el mercado, no sé qué había ocurrido, que está libre y si estoy interesado. No lo pensé ni un segundo, le dije que sí. Yo tenía un americano, había que echarlo, pero le dije no te preocupes, trae el contrato, si es verdad, te lo mando te lo firmo, dónde hay que pagar. Y así fue. Vino Kevin Magee, fue el año de la Copa del Rey, y de aquí luego ya se fue a Tel Aviv. Intenté convencerlo y me fui a verlo hasta su casa en California, ya había hecho amistad con él y con su mujer, pero claro, yo no era el Maccabi ni tenía el dinero del Maccabi. Y allí hizo su carrera hasta que yo lo vuelvo a recuperar para otra vez hacer una pareja buena de americanos.
Fue muy imporante y definitivo en esa final de la Copa del Rey del 84 porque estaba muy motivado por los jugadores americanos del Barcelona, que le habían “pinchado” porque ellos cobraban por jugar la final y él no, y eso todavía lo motivó más. Pero también, no sería justo decir que si esa tarta adornada con la guinda de Magee y Allen no hubiera estado rodeada de todos los jugaodres de aquella plantilla, no se hubiera ganado la Copa. Aquí se ha jugado siempre con una ventaja de tener jugadores nuestros, que sentían la camiseta y con los que la gente se identificaba, y luego había que ponerle las dos guindas de los dos americanos que era lo que permitía la norma. Pero finalmente eran los equipos en general los que tiraban del carro, los jugadores locales.




-Siendo uno de los clubes fundadores de la ACB: ¿podría la Liga haber intervenido de alguna forma para salvar esa situación crítica y que el equipo continuara en la élite?
Este tema requeriría una enciclopedia si hablo de todo lo que pasó y todo lo que se hizo, y todo lo que se hizo mal en ese sentido... luchamos por mil sitios... Hasta estuvo a punto de comprar el equipo un club de la NBA; Amway era y es propietario de Orlando Magic, y vinieron al partido homenaje a Fernando Arcega, que se retiraba. En la comida que hicimos en El Cachirulo, estuvieron aquí para estudiar cómo podía Amway comprar el club que estaba ya en esa época con problemas, para que a nivel de Europa, teniendo en cuenta que nosotros jugábamos también competición europea, el hecho de que jugadores que ellos tenían de recuperación de lesiones, o querían que cogieran experiencia y tal, pues pudieran enviar aquí jugadores para completar la plantilla que hubiera. Y aquello estuvo en un tris. Esto no lo sabe mucha gente, pero esto es demostrable, no es ninguna película. Y aún puedo decir que no entendían las prisas que teníamos por llegar al acuerdo, ya que aquello va más lento y requiere estudio... Ellos estaban en aquel momento con otro problema que tenían grande, que era la renovación de Shaquille O'Neal, que además no la consiguieron y se marchó a los Lakers. Esto es parte de la historia, aunque se quede en anécdota...
La cuestión en aquel tema, es que por un lado estaba la propia ACB, que evidentemente podría haber hecho algunas otras cosas. Puedo decir que Eduardo Portela, cuatro o cinco años más tarde, durante una Final Four y en una cena, concretamente en Atenas, me decía delante de testigos que si lo que nos ocurrió a nosotros hubiera sucedido tres ó cuatro años más tarde, cuando él ya tenía una experiencia sobre estas situaciones, pues no hubiera tenido ese desenlace. Pero entonces ya no había tiempo de lamentaciones. Porque él entendía que el único club que cayó por un plan de viabilidad fuimos nosotros. Porque la ACB mantuvo a rajatabla la norma de la Secretaría de Estado para el Deporte en estos temas, y fue el único deporte y el único club que lo hizo. Porque el fútbol no lo hizo, aquel año habían bajado dos equipos por lo mismo, Sevilla y Celta, y no bajaron porque lo que hicieron fue ampliar la competición para que jugaran, porque se tiraron a la calle. Esto es historia real a repasar. Además, este tipo de medidas seis meses más tarde por decreto desaparecen porque entienden que los clubes tienen que bajar por razones deportivas y no económicas.
Otra situación más, que podría contar muchas más en este sentido, fue que no hubo ningún tipo de respaldo institucional. Es decir, el equipo en aquel momento tenía una deuda que sería de 120.000 euros de ahora, lo cual era una risa teniendo en cuenta que el pabellón era de su propiedad. Entonces la ACB pedía solamente un aval. Vino aquí, a una reunión a nivel institucional, donde dijeron que lo iban a solucionar; nadie lo solucionó, todo el mundo dio la espalda a este tema, entendiendo que si desaparecía que desapareciera, que al año siguiente ya saldría otro. Luego han tardado diez años. Y dejaron caer el equipo porque el día 30 de julio la juez llamó que había que presentar la suspensión de pagos porque si no, podría entrarse en una situación peor como una quiebra. Curiosamente cuando hay una suspensión de pagos te dejan conservar los derechos de la empresa, en este caso los derechos de la plaza, pero en este caso eso no se permitió. Hoy en día siete equipos están en la ACB con suspensión de pagos, más o menos, y pueden entrar mañana otros tres o cuatro. Y en el fútbol, etc. Con suspensiones de pagos serias: que deben mil o dos mil millones de las antiguas pesetas, cuando nosotros estamos hablando de doscientos, que es una risa en comparación. Pero por lo que sea no interesó que el club siguiera. Lamentablemente yo siempre dije que el hecho de que un club con esa historia, con jugadores de cantera que había que se fueron marchando a diferentes equipos, los Angulo, Maluenda, Pepe Arcega, en fin, todos esos que tenían contrato y que eran un gran equipo, o los americanos como André Turner, siempre dije que fue una pena que no hubiera una continuidad por parte de quien fuera. Si el problema era José Luis Rubio, era tan fácil como que José Luis Rubio no continara. Yo así lo hice: lo manifesté, lo escribí... Y si hubiera seguido quien fuera, como fuera, pero no era lógico “matar” aquello, porque vemos lo que ha costado que saliera, y lo que costará que alcance el nivel de entonces. Es repasar la historia y ver dos Copas del Rey, otras dos finales, competiciones europeas, la final de la Recopa, etc. Y jugadores que han salido, que ahora no salen.


 -¿Fue el equipo de la 91/92 (el polémico fichaje de JJ Anderson, McQueen, Bosch...) el mejor de toda la historia del CAI? Segundos en la liga regular y con claras opciones de poder disputar la primera Liga Europea, pero el Taugrés ganó el playoff de cuartos de final. ¿Qué hubiese supuesto clasificarse para la Liga Europea?
En todas las épocas ha habido grandes equipos. Yo creo que ese fue el que estuvo más cerca de conseguir la Euroliga que se llama hoy. A lo mejor las cosas hubieran cambiado, como también si hubiéramos ganado la Recopa en Ginebra. Hubieran cambiado a nivel institucional, porque hace falta apoyo institucional, hay que tener en cuenta que nosotros no teníamos apoyo institucional económico y ahora hay quinientos millones de las antiguas pesetas, que es lo que pueden estar recibiendo los equipos en su totalidad. Incluso el año anterior a desaparecer, nosotros jugamos la final de la Copa del Rey en Granada, con Alfred Julbe. ¿Hubiera cambiado eso más que nada a efectos de que hubiera habido una llamada de atención? Pues seguramente sí, porque al final si no hay un apoyo político, institucional, y no sólo en lo económico, si no también en lo del respaldo, pues es difícil. Yo creo que Zaragoza perdió en el baloncesto un momento histórico, que hoy en día, si hubiera habido continuidad, el Zaragoza estaría seguramente jugando entre los cuatro primeros, podría ser perfectamente el Taugrés, que es el equipo al que entonces nosotros dimos alas. La primera Copa del Rey que ganó, se la regalamos nosotros también, en Granada, regalada. Quiero decir que nosotros éramos equipo de estar jugando entre los cuatro o cinco primeros, y además con gente de cantera, y no con los presupuestos de los demás, no con las ayudas de los demás. Aquello no se valoró, se cortó, se cortó la posibilidad de seguir en lo que yo he creído siempre a nivel de cantera, tener aquí una escuela permanente, en verano y en invierno. Y otras ideas que todavía me las guardo, porque realmente creo que se están haciendo muchas cosas que se hacían hace quince años. El baloncesto ha evolucionado, el mundo ha evolucionado, y se siguen repitiendo las mismas cosas, a nivel de espectáculo, a nivel de cantera y a nivel de todo.

-¿Ve Usted en sueños que Ruiz Lorente anota la bandeja en contraataque en los últimos instantes de la Final de la Recopa de la temporada 90-91 ante el PAOK?
Sería mucho cargarle a él esa responsabilidad, porque luego se lo ha dicho mucha gente, pero él hizo un gran partido y tuvo esa fatalidad. Podría haber cambiado el signo de la historia. También podemos decir los que entendemos de baloncesto que eso no se pierde por una canasta. Se perdió porque si hubiéramos jugado en cualquier pista que no hubiera sido aquella, y no se hubiera permitido lo que se permitió por parte de la FIBA de no suspender aquel partido, y de todo aquello que la gente ya conoce, era como jugar en el patio de una cárcel... pues ese partido lo hubiéramos ganado siempre. Estoy seguro que ese partido lo hubiéramos ganado siempre, y cómodos, podíamos haber ganado de diez puntos, fácil. Todo lo que lo rodeó... tenían que haber repetido el partido y lo hubiéramos ganado en cualquier pista neutral, por decirlo de alguna manera.



-Caito como mascota del CBZ, los números del Coyote de los Spurs o los bailes del primer grupo profesional de Cheer-leaders (con la norteamericana Lynn Large a la cabeza). ¿Ya está todo inventado en el baloncesto ACB (TV, marketing, patrocinadores, etc.)?
Yo creo que hay muchas cosas que todavía se pueden hacer en el campo del espectáculo. Pero muchas. Hacer lo mismo que se hacía en esa época y si acaso haciéndolo con un nivel peor, eso es fácil... hay muchas cosas que se pueden hacer y que yo me atrevería a decir. Hombre, pero no me voy a pronunciar, comprenderás. Tanto la manera del concepto del baloncesto, como de espectáculo e imagen, es cuestión de detalles que se llevan dentro. Es decir, tienes que creer en eso, tienes que tener un sentimiento por eso, tienes que pensar veinticuatro horas en eso, tienes que averigüar dónde lo hacen mejor e ir a verlo, no verlo en video, y que te lo expliquen... y tú le tienes que poner tu esencia y tu detalle. Todo el mundo no es creativo, como un artista o un pintor; a mí me das una brocha y la verdad es que ni siquiera soy capaz de juntar los colores. Pero hay gente que es capaz de eso y además hace obras de arte. No puedes decir, lo organizo de una manera profesional, con personas competentes... es muchas más cosas, el liderazgo tiene que ir de otra manera, yo creo en eso. Y veo cosas que no me cuadran, y no me cuadran ni a nivel de ACB. Por ejemplo, voy a dar un detalle: yo, a nivel de imagen y de proyección, pues hombre, no veo que se firme un acuerdo con Endesa y que acuda su Presidente, y a ese acto que es de mucho valor por imagen, prestigio y todo, y no acudan todos los presidentes de los clubes ACB, y vayan los gerentes. Pienso que, como hacen los del fútbol, cuando hay actos importantes, acuden los presidentes. Este es mi punto de vista, y es solo un detalle, y haríamos una lista de treinta detalles en aspectos diferentes, pero son maneras de pensar y habrá quien lo haga diferente: desde elegir la equipación, a la presentación, a... Vamos a hacer algo diferente de lo que hagan los demás que a veces no es más que copiar, mirar, transmitir y darle el toque personal.

-Muchos siguen recordando el Burguer Rubio’s...
No, no. Esto hay gente que cree que al poner Rubio era mío. Yo tenía otra cadena que se llama Hamburgo's. Llegué a tener cinco Hamburgo's, todavía hay alguno, pero no ya de mi propiedad porque yo lo dejé hace muchos años, igual que el Pub Basket. El primero estuvo en Francisco Vitoria a la entrada, hay otro que es el último que quedó en Marcelino Isábal, donde el pasaje, hay otro que está en Paseo Sagasta y en la Gran Vía... en fin. Eso es lo que yo tuve en la época que mi cadena coincidió con el Rubio's, pero no tenía nada que ver. Yo, el primer entrenador que traje, y que todavía está conmigo, es uno de los entrenadores más importantes que ha tenido esta ciudad y sigue teniendo, José Luis Ereña, entonces se fichaba a los jugadores y entrenadores mitad con un pequeño sueldo y mitad con un trabajo. Así vinieron muchos jugadores de aquella primera época, con Helios Skol, sobre todo. Ereña, como al final nos falló el trabajo que era el de delineante, acabó siendo el jefe de los Hamburgo's. Al final terminaba también utilizando todo para poder tener a la gente de baloncesto contenta, desde los jugadores y entrenadores.

-¿Por qué nunca ha sido pregonero de las Fiestas del Pilar?
Bueno, porque no lo han considerado. Estos son temas todos de carácter político, uno puede caer bien o no, pienso que han considerado que había gente más importante que yo para el pregón. No es algo que yo eche en falta, ni mucho menos. Yo creo que el reconocimiento viene por el día a día o porque a estas alturas todavía la gente te para por la calle y te dice “ah, yo recuerdo tal y cual...”. O que todos los entrenadores y jugadores que han pasado por aquí, tengas un reconocimiento de ellos cuando estás fuera. O que estés con el presidente de la FEB, o con cualquier persona del baloncesto a todos los niveles, y haya un afecto y reconocimiento como si no hubiera pasado el tiempo. Ex-árbitros, o directores de arbitraje actuales, con cualquier estamento dentro del baloncesto se mantiene una relación personal porque no ha habido una diferencia en cuanto a lo que hayas representado. Y eso es importante.

-Indíquenos el lugar de Zaragoza en el que poder recordarle; aquel que hay que señalar en el mapa porque evoca directamente a Usted.
Yo soy Pilarista. Para mí, el Pilar. Soy Caballero de la Virgen del Pilar, y me enorgullezco de ello. Piensa que fuimos de los primeros que fuimos a la Virgen del Pilar a ofrecerle cada año la temporada. Y fuimos a las instituciones, este es un caso que no se hacía. Nosotros fuimos pioneros tanto en eso, como llevándole la Copa del Rey. Yo me siento muy del Pilar, y creo que siempre es la única que ha creído en nosotros y nos ha echado una mano hasta donde ha podido. Cuando ya no ha podido pues ya no la ha podido echar, claro.

-Háganos viajar en el tiempo: trasládenos al ambiente que se vivía en el “Pub Basket”, por favor.
En el Pub Basket, que era un negocio mío, y de otro socio, se instalaron las oficinas del club. Porque también se aprovechaba allí para hacer un programa de radio Heraldo, que tenía mucho chance, para el que traíamos incluso gente de fuera; y también se colocó una pantalla gigante, de las pocas que había. Y traíamos desde Estados Unidos los partidos grabados; teníamos una persona en Estados Unidos que grababa los partidos de la televisión, en un sistema que no había aquí, y tuvimos que comprar un aparato que transformara el sistema NTSC en VHS o lo que fuera, para poderlo ver. Todos los partidos de NBA, que ni siquiera en televisión los echaban, se podían verse en el Pub Basket todas las semanas. Aquellos míticos Boston Celtics, Los Angeles Lakers... Incluso una vez, vino ahí a ver uno de estos partidos el Príncipe Felipe, estando aquí cumpliendo el servicio militar.

-Zeravica, Oliete, Julbe, Abós, Ruiz Lorente, Reynaldo Benito, Angulo… Todos comparten las historias de los dos equipos ACB de la ciudad. ¿Usted sigue al actual CAI Zaragoza?
Sí, sí, lo sigo, lo sigo. También voy a ser sincero, no veo el cien por cien de los partidos, pero sí que lo sigo.

-¿Tiene el email de Reynaldo Benito?
Tengo su email, su teléfono, alguna vez tomo café con él, somos vecinos... Creo que él está tirando de ese carro, y tiene mérito. Puede que a lo mejor tengamos ideas diferentes, parecidas, pero diferentes. Él es él, y hoy en día ha cogido ese timón, y tiene su valor, su reconocimiento y su mérito, el haber cogido ese timón en estos tiempos, y llevarlo a lo máximo que pueda llevarlo.




Se ha incluido en el mapa "Los sitios del balonZesto" de Google Maps los lugares clave de Zaragoza que evocan la figura de José Luis Rubio.

Con motivo del 25 Aniversario del pabellón Príncipe Felipe, y del 35 Aniversario del CBZ, José Luis Rubio fue entrevistado en el programa 'Play Zaragoza' de ZTV el 22/04/2015:


 [Fotografías obtenidas de la revista Zalo Sport y del facebook del CBZ]


Este post tiene ánimo de actualización constante, lo cual solo es posible con tu colaboración. Puedes contactar vía email en info@balonzesto.net o Comentar, enviar fotos o imágenes relacionadas con José Luis Rubio que irán completándolo. Última actualización: 25/04/2015


10 comentarios :

  1. Espectacular entrevista a una persona sin duda a la que todos debemos mucho y de la que nunca se deja de aprender. Un maestro, un transgresor, un pionero, un adelantado a su tiempo y en definitiva una persona enorme y muy querida. Su personalidad no deja a nadie indeferente, síntoma de su genialidad. GRANDE

    ResponderEliminar
  2. De tanto genio que entrevistas a ver si un día le vas a empezar a frotar la lámpara mágica.

    Rubio es un referente y una persona a la que muchos tendrían que saber escuchar. Su figura como asesor en el nuevo club me parece obligada. Creo un modelo y lo llevó al éxito y al fracaso (económico, ojo) seguramente por alcanzar su ambición. Fue un pionero en muchas cosas, pero considero que su esquema (dos americanos potentes+cantera) es hoy en día difícil de llevar (ir a América lo hace todo el mundo, la ley del mercado, la dificultad del salto de junior a senior...), aunque se debe luchar por ello.

    Saludos desde Puertatrás

    P.D: Un consejo. Yo diferenciaría mejor las preguntas de las respuestas, para comodidad del lector. Mucho texto junto que incomoda la lectura. Es el único pero que puedo hacer a un trabajo soberbio.

    ¿Para cuándo Binaburo?

    ResponderEliminar
  3. @Titín: Es que José Luis Rubio emana pasión, transmite una ilusión por el baloncesto desbordante, y que ocurra eso, con todo lo que ha vivido, dice mucho de él. Independientemente de estar "con o contra él", es de recibo un reconocimiento histórico cuando menos, a un dirigente y una persona que vive con tanta intensidad el basket. Gracias una vez más por tus palabras y tu participación.

    @sraly: Gracias por los matices que haces. Lo que apuntas de aprovechar su bagaje sin duda es algo que siempre sigue teniendo solución. Lo de ir a Estados Unidos es como todo; y es que al igual que Fernando Martín fue el primer heroico jugador español,no es que Rubio fuera el precursor de esto, pero sí uno de los iniciadores y de los que más provecho y utilidad obtuvo. Más gracias por tu consejo, siempre bienvenido y ojalá des más; con los contenidos largos el interlineado tienes razón que resulta incómodo. Se tratará de ir mejorando en este y otros aspectos -pero primero y creo más acuciante, este y alguno relacionado-. Binaburo... cada vez queda menos, jejej. Gracias al cubo, por lo menos. Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Un lujo leer esta completa entrevista a este crack del baloncesto, aunque la nostalgia de aquellos años te invada un poco. Me ha recordado la ilusión que vivíamos antes, aquellos míticos partidos en los infantiles del “El huevo” y muchas mas cosas. Se vivía el baloncesto de otra manera, creo. Y sin duda se lo debemos a Rubio, y a su manera de entender el básquet. Injusto y doloroso el recuerdo de la desaparición, e injusto también el poco reconocimiento a la figura de Rubio, una persona muy importante para muchos que amamos el baloncesto y que, sin embargo, si es reconocido fuera de Aragón. Y es que nadie es profeta en su tierra (y en esta, menos todavía). Enhorabuena por la entrevista.

    ResponderEliminar
  5. @Anónimo; muchas gracias por las felicitaciones. Sí que aquella época esté idealizada por muchos, pero sin duda, los testimonios de los protagonistas directos siempre evocan sentimientos de alegría y de una pureza que sólo provocan más ganas de seguir enganchados al basket. José Luis Rubio es difícil que tenga un reconocimiento acorde con su figura en Zaragoza y Aragón, como bien apuntas. Pesa siempre mucho más su perfil negativo. Gracias por Comentar, y la próxima anímate a dejar tu nombre. Saludos,

    ResponderEliminar
  6. Que gran entrevista J. Me he emocionado recordadando aquellos tiempos y aquel equipo de principios de los 90 con el que me enganché a este deporte, snif me salta la lagrimilla.

    Aún conservo (entre algunas reliquias del basket de nuestar ciudad) la bufanda de Amway con la publicidad de Burguer Rubio´s que has mencionado. Por cierto, yo si conozco a los jefes. Igual es otra entrevista que hay que sumar a la que tenemos pendiente de Binaburo. XD.

    Te dejo dos entradas que publiqué en mi blog sobre aquellos días...

    http://sobrelabocinablog.blogspot.com/2010/04/aquellos-dias-cuando-fuimos-los-mejores.html

    http://sobrelabocinablog.blogspot.com/2010/03/aquellos-dias-cuando-fuimos-los-mejores.html

    Un saludo amigo.

    ResponderEliminar
  7. Gracias, Óscar. El CAI Zaragoza de Rubio (el CBZ) enganchó (tal como decía Eduardo Portela en el libro homenaje del 25 aniversario del CBZ, "inoculó el virus del baloncesto") a miles de chavales en los 80 y 90. Esas reliquias cuídalas, son carne de "La casa del baloncesto". Las dos entradas relacionadas en tu blog son grandes; sobre todo la más extensa, a la que corresponde el segundo link (no sé bien por qué no se puede incluir el hipervínculo...).
    Concretamos pronto lo pendiente. Un saludo!

    ResponderEliminar
  8. todo lo que ha sido nuestra ciudad en el mundo del baloncesto, tenemos que darle las gracias por darnos esa decada dorada que vivimos con el cai; aunque haya personas que no lo quieran reconocer, desde aqui un fuerte abrazo por llevar a Zaragoza a lo mas alto de la elite de baloncesto

    ResponderEliminar
  9. Emocionado al descubrir después de tanto tiempo unos datos que sigo teniendo vivos en mi memoria. Como maño en la diáspora me siento orgulloso de haber vivido tan de cerca aquellos primeros 80, los entrenamientos en el pabellón de CAZAR, las escapadas a Basket en Francisco Vitoria para ver la magia de Bird, Danny Ainge, Magic, Jabbar y Moses Malone en rigurosa primicia. Los programas en directo de Radio Heraldo y los viernes con cerveza me trasladaban al Madison Square Garden. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. @Fran García: gracias por el comentario, Fran; con esas pinceladas contribuyes a que este retrato sea más completo. Como dice el propio JL Rubio, hay que mirar atrás para ver de dónde venimos, una asignatura pendiente que afortunadamente cada vez se cuida más. No dejes de pasarte por balonZesto, trataremos de seguir contando historias "retro" y de actualidad que nos hagan seguir disfrutando del basket. ¡Un saludo!

      Eliminar