Instagram

YouTube

viernes, 7 de febrero de 2014

Leon Wood: madera de León

Fue uno de los bases más destacados de Estados Unidos en su etapa universitaria, formando parte de la Selección norteamericana que ganó la medalla de oro en la Olimpiada de Los Angeles'84. No consiguió asentarse en la NBA y alternó la CBA con etapas en Europa. Jugó una temporada en el CAI Zaragoza de Zeravica haciendo pareja con Mel Turpin. Y dejó tan buen recuerdo deportivo como humano; algunos lo siguen considerando como el americano con más talento que ha pasado por Zaragoza. Hoy es un reputado árbitro en la mejor liga del mundo.


Leon Wood fue el hombre elegido para guiar a la prometedora Selección estadounidense que disputaría los Juegos Panamericanos de 1983. Era el grupo que conformaba la base del equipo USA que un año después defendería el orgullo norteamericano en los Juegos Olímpicos de Los Angeles. Wood, que había liderado la clasificación de asistencias en todo el país aquel año, se lesionó para las pruebas de selección pero aún así el seleccionador Jack Hartman, coach de la Universidad de Kansas State, mantuvo su invitación. Wood era el canalizador del juego para que Sam Perkins, Wayman Tisdale, Mark Price... y un tal Michael Jordan pudieran desarrollar todo su talento sobre la cancha. Leon Wood cumplió su misión y Jordan lideró en su primera aparición en una competición internacional a los americanos para ganar la medalla de oro ante Brasil:


Wood había sido un fenómeno en su época colegial, un prolífico anotador en el instituto de Santa Mónica, donde promedió 41,5 puntos por partido en su último año. Acabó, tras un curso en Arizona, recalando en la Universidad de Cal State Fullerton, de la que acabaría siendo miembro de su Hall of Fame y donde se consolidó como uno de los proyectos más interesantes del basket USA.

Leon Wood encabezando el 1984 Playboy All-American Team, con Mel Turpin asomando arriba a la izquierda
Llegados los famosos tryouts para seleccionar a los elegidos que participarían en la Olimpiada de Los Angeles, Leon Wood, que recuerda ese período como uno de lo mejores momentos de su carrera deportiva por aquel ambiente competitivo y de confraternización, acabó dejando fuera de la Selección a John Stockton. Sería compañero una vez más de los Jordan, Perkins, Mullin, Tisdale, más Pat Ewing, Alvin Robertson y el resto de estrellas que conquistarían el oro derrotando a España en la final. Y encima lo haría al lado de casa y rodeado por los suyos.


Había sido elegido en un puesto alto en el Draft del 84, el número 10, nada menos que por los Sixers de Philadelphia, Campeones de la NBA la temporada anterior y con un equipo plagado de estrellas: Julius Dr. J Erving, Moses Malone, Maurice Cheeks, Bobby Jones, Andrew Toney... y el también rookie Charles Barkley. Pero las oportunidades, en aquel plantel cargado de jugadores exteriores, no llegaron. Fue traspasado al año siguiente a los Washington Bullets a cambio de Kenny Leroy Green, un escolta que luego tuvo una breve carrera profesional. Pese a todo, mantenía su buen cartel, y la NBA le invitó en el All-Star de Houston de 1986 al primer concurso de triples de la historia, al que llegó además considerado como uno de los favoritos. Allí, Larry Bird empezó su reinado en los concursos de triples en la NBA, pero antes protagonizó una maravillosa anécdota con Leon Wood que recuerda el periodista de Sports Illustrated Jack McCallum:


Pero la carrera de Leon Wood en la NBA no terminó de cuajar, a pesar de actuaciones brillantes como este resumen de un partido contra los Bulls de Jordan que colgó la propia NBA en su canal de YouTube:


De Washington fue traspasado a New Jersey, y aunque completó una correcta temporada como base reserva, acabó siendo despedido antes del inicio del siguiente curso. Se mantuvo en la Liga firmando contratos temporales con San Antonio Spurs y Atlanta Hawks, donde terminó aquel ejercicio 87/88.

"Nosotros teníamos a Pete Myers, que fue quien había hecho la pretemporada, pero no le acababa de convencer a Ranko Zeravica", relata José Luis Rubio, Presidente del CBZ, el CAI Zaragoza original, acerca del inicio de la temporada 1988/89. "Y entonces salió la oportunidad de Leon Wood. Como además se dio otra circunstancia que nos favoreció, que fue que los Sixers nos preguntaron por Myers y plantearon la posibilidad de rescindir su contrato, se produjo una situación en la que todos ganábamos".
El CAI venía de repetir el tercer puesto en la Liga ACB por segundo año consecutivo, con una buena primera temporada de Zeravica al frente del equipo. La incorporación de un prometedor pivot nacional como Quique Andreu, abrió al puerta al fichaje de un extranjero exterior. "Pudimos traer a un hombre importante que había estado en la Olimpiada. Era uno de los bases con más clase que ha venido a Zaragoza. Era un tío que hacía de todo: puntos, recuerdo sobre todo aquel año en Málaga que jugamos 3 partidos importantes y los llevaba a todos de lado. Defendía, robaba balones. Era un jugador espectacular y muy completo", sentencia Rubio.


Wood formaría pareja de americanos con Mel Turpin, el pivot del millón de dólares (de los que el CAI sólo costeaba 200.000$) que Utah Jazz había intercambiado para poder llevarse a Piculín Ortiz a la NBA. El equipo de baloncesto de la capital aragonesa aquel año, reunía al número 6 y al número 10 del Draft de la NBA de 1984, rodeados por ocho jugadores de la cantera, y dirigidos por un entrenador de talla internacional como Ranko Zeravica.


El base dejó su impronta en la Liga ACB: mostró sus cualidades de francotirador, su gran visión de juego y sus pases de fantasía. Además de ser finalista en el que fue también primer concurso de triples ACB del All-Star'89 celebrado en el Pabellón Municipal de Deportes (El Huevo) de Zaragoza, estableció un récord, todavía hoy vigente aunque igualado en su día por otro caísta como Mark Davis: los 44 puntos anotados en una Fase Final de Copa del Rey, ante el Unicaja. Habían transcurrido solamente 10 días desde su llegada y su debut con el CAI y ya era leyenda en la Liga ACB.


José Luis Rubio explica que "a Turpin le costó más, pero Wood se adaptó enseguida, y fue uno más; era muy abierto, simpático. Los americanos era importante que se integraran y que de alguna manera participaran en la vida de aquí. Que se encontraran a gusto para que luego aquello se reflejara también en la pista. Con Wood había muy buena relación, por la familia; hasta iba de vez en cuando a ver a mis hijas cuando jugaban en el Azúa. Era un tipo muy agradable, nada engreído. Un poco el contrapunto a Turpin, que era más conflictivo". Quienes compartieron vestuario con él lo recuerdan como alguien muy educado, gran profesional y muy trabajador. El propio Zeravica corroboraba: "Él es muy inteligente, hasta habla dos o tres idiomas europeos".

Wood con el pre-infantil del colegio Compañía de María, temporada 1988/89
Aquel año en playoffs Leon Wood también fue la bestia negra del Unicaja de Málaga, al que el CAI eliminó para toparse con el Barça en las semis. Los de Zeravica, que en la Korac habían vuelto a caer en cuartos, tampoco pudieron en la ACB pasar de las semifinal siendo derrotados por Norris y compañía, que no encontraron oposición suficiente en el juego interior. Aún así, la temporada dejó momentos memorables como el partido disputado en el pabellón municipal de deportes de la Comunidad de Madrid ante el Real Madrid de Drazen Petrovic:


Tras su primera experiencia europea en Zaragoza, con casi 20 puntos y 3 asistencias de promedio, Leon Wood intentar de nuevo retornar a la NBA, en lo que sería una constante en su carrera. Sin embargo, no consigue consolidarse en la liga americana, y solo logra pasar esporádicamente por New Jersey, adonde llega acompañado de Derrick Gervin, ambos procedentes de los Santa Barbara Islanders de la CBA; y por Sacramento, donde es despedido en las Navidades de 1990.


En marzo de 1991 se incorpora al Ranger Varese para el tramo final de la Lega. Disputa 13 partidos convirtiéndose en uno de los referentes de un equipo liderado por Anthony Bowie y en el que también se encontraba Stefano Rusconi. El Varese se vio abocado a jugar un dramático play-out con un último partido contra Fernet Banca Pavia, el equipo de Oscar Schmidt Becerra; aquel día el brasileño se fue a los 48 puntos pero el equipo de Wood pudo mantener la categoría:


A la vuelta de Italia, donde promedió 17 puntos por partido, Wood se opera de una lesión crónica en el pie y los médicos hallan una rotura de un hueso en su pie izquierdo que había pasado desapercibida durante los últimos ¡7 años! Dada la gravedad de la misma, Leon decide poner punto final a su carrera profesional como jugador y se incorpora como entrenador ayudante a la que fue su Universidad, Cal State Fullerton. Cumplía así lo que había apuntado en alguna otra ocasión acerca de su deseo de convertirse en entrenador al colgar las botas. Aunque aquella era un retirada demasiado prematura, a los 29 años.
Mentalmente Wood no estaba listo ni para entrenar a universitarios ni para ver el baloncesto por televisión; en cuanto echó a rodar el balón en la nueva temporada NBA y empezó a sentirse mejor, acudió a que los doctores le dieran el visto bueno para volver a las canchas. A comienzos de 1992, recibe una llamada de los Rapid City Thrillers de la CBA y Wood regresa a la competición con vistas a seguir jugando unos años más en Europa.


Aquella primavera se convierte en el refuerzo de lujo del Giessen 46ers para la eliminatoria de playoffs por el título de la liga alemana ante el Alba Berlin. Aunque forzaron el tercer partido, en esta ocasión David no pudo con Goliat. Wood brilló con casi 26 puntos, 7 asistencias y 3 robos por noche.
Sintiéndose de nuevo jugador de baloncesto, Wood encara la temporada 1992/93 centrado en el Lyon CRO, con quien empieza disputando también la Copa Korac. En tres partidos promedia 30 puntos y 8 asistencias aunque el equipo francés no consigue entrar en la liguilla. En la Pro A francesa, el Lyon se mete en playoffs como octavo clasificado, pero pierde su eliminatoria de playoffs contra Montpellier (1-2).
Vuelta a casa en la 1993/94 para jugar en la CBA, en el equipo de Fargo-Moorhead Fever. Hasta que en el mes de enero es reclamado por Ranko Zeravica de nuevo desde Italia, para enderezar el rumbo del entonces Onyx Caserta. Juega 23 partidos, anotando casi 24 puntos de promedio, pero el Caseta desciende a la A-2 italiana; tras lo cual, para muchos, se produce la retirada de Leon Wood de las pistas.
Pero aún continuaría hasta diciembre de ese año, jugando en la liga filipina, anotando sin compasión, y compartiendo vestuario con algunos de los mitos del baloncesto filipino como Alvin Patrimonio. Wood recuerda aquella aventura con cariño puesto que, efectivamente, supuso el punto y seguido a su carrera deportiva. A partir de entonces comenzaba su etapa como árbitro de baloncesto.


Ya había probado, aunque fuera puntualmente en la que había sido su Universidad la experiencia como entrenador, que siempre había tenido en mente a la hora de la retirada. Pero como él mismo confesaba en LA Times, no fue hasta su último año en la CBA cuando un amigo suyo árbitro le comentó que debería pensar el dedicarse al arbitraje. Aunque empezó dirigiendo partidos de high-school, y tras pasar por un Summer Camp impartido por árbitros NBA y entrar en la CBA en la que había despuntado como jugador, la huelga de arbitraje al comienzo de la temporada 1995/96 le propulsó a la mejor liga del mundo. Primero, como sustituto durante 24 partidos de los colegiados en huelga. Al año siguiente, sería el único de aquellos sustitutos que entraría a formar parte de la plantilla de los NBA Officials.



Su primera aparición en un gran evento de la NBA fue el All-Star de 2000 en San Francisco, donde participó en las actividades de la jornada del sábado. Fue en el Partido de las Estrellas de 2013 en Houston cuando fue designado uno de los tres colegiados que dirigiría la mayor fiesta del basket americano.


Es uno de los pocos ex-jugadores profesionales de la NBA que han llegado a arbitrar en la Liga: tan solo su predecesor y referente Bernie Fryer y su sucesor, Haywoode Workman. Además, Leon Wood se ha convertido en uno de los árbitros que mejor interpreta su papel dentro del show de un partido de la NBA. Respetado por excompañeros, leyendas, entrenadores y por todo el conglomerado NBA, Leon Wood es hoy uno de los mejores árbitros de la NBA.


Esta entrevista fue respondida en el mes de febrero de 2014, justo el día en el que el CAI Zaragoza vencía en cuartos de final de la Copa del Rey de Málaga al Unicaja: la primera vez que un equipo de baloncesto de Zaragoza derrotaba al de Málaga para acceder a semifinales, desde que Leon Wood lo hiciera con el antiguo CAI en noviembre de 1989.

- Aquella final en los JJOO de Los Angeles, tuvo como rival al que luego sería uno de sus compañeros, el capitán del CAI Zaragoza, Fernando Arcega

Formar parte del equipo Olímpico y ganar la medalla de oro está en lo más alto de mi lista de grandes emociones en mi carrera de baloncesto.

- Su estreno en la NBA fue con los Philadelphia 76ers, un equipo plagado de estrellas. Cuéntenos la novatada que le hizo el gran Julius Erving cuando era rookie...

Fue una gran época jugar para los Philadelphia 76ers. Teníamos grandes jugadores líderes veteranos. No recuerdo ninguna novatada cuando estuve allí. Todo el mundo fue muy profesional.
(Queríamos que nos contara la anécdota de uno de sus viajes con los Sixers: los novatos siempre tenían que atender las solicitudes de los veteranos en los tiempos de espera de los aeropuertos. Un día, cuando ya había sonado por megafonía la orden de embarque para su vuelo, Julius Erving le pidió a Wood que le fuera a comprar una revista deportiva al kiosko, y Leon tuvo que ir corriendo a por ella mientras anunciaban la última llamada... aunque llegó a tiempo para subir al avión, con la revista para el Dr. J, entre las risas de sus compañeros).

- ¿Cómo tomó la decisión de marchar a Europa y fichar por el CAI Zaragoza, en la que fue su primera experiencia fuera de la NBA?

No recuerdo cómo tomé la decisión de ir al CAI Zaragoza. Conociéndome, seguramente sería muy sencillo. Yo sólo quería jugar al baloncesto en algún sitio.

-Sus compañeros en Zaragoza le recuerdan como una auténtica roca, a pesar de ser un base. Y no hay más que verle hoy en día para apreciar su excelente forma física: ¿Siempre se ha cuidado y trabajado tanto en el gimnasio y en los entrenamientos?

Siempre he valorado el hecho de estar en forma. Me gusta hacer ejercicio. Es como comer 3 veces al día. Sale automático. No importa dónde esté, yo me aseguro de hacer mi entrenamiento.

Imagen cedida por Sergio Barcos y su página de facebook CAI Zaragoza (1981-96), uno de los grandes

-En Zaragoza coincidió con el tristemente desaparecido Mel Turpin. Eran dos caracteres un tanto contrapuestos: Usted más abierto, educado, nada engreído. Mel, por así decir, algo más temperamental...¿Cómo recuerda aquellos días con Turpin?

Mel Turpin era un gran compañero. En ocasiones, necesitas tomártelo con calma para conocer a alguien. No llevó mucho tiempo averiguar cuál era la zona en la que se encontraba cómodo. Después de aquello, Mel estuvo genial. Al principio estoy seguro que fue duro, porque él estaba en la NBA y de repente, acaba en España. Estoy convencido que fue un gran cambio para él. Insisto, él era un gran tipo.


- Tan solo 10 días después de su llegada a Zaragoza, disputó la Copa del Rey y metió 44 puntos en el partido de cuartos de final contra Caja de Ronda, un récord luego empatado por otro jugador del CAI como Mark Davis, pero que sigue siendo la mejor anotación en un partido de Copa en una Fase Final.

Recuerdo aquel partido. Supuso una inyección de confianza para mí. Después de ese partido sentí que podía dominar la liga española.



- En Zaragoza y Caserta se encontró con Ranko Zeravica como entrenador: ¿cómo fue jugar a las órdenes de uno de los entrenadores más legendarios del basket mundial?

Ranko era un entrenador muy disciplinado.Tenía un sistema y quería hacer las cosas de determinada manera. El idioma fue un problema al principio, pero después yo ya sabía lo que él quería. Traté de pensar como él, como un entrenador. Volvería a jugar para él en cualquier momento.


-En su carrera en Europa jugó contra leyendas del baloncesto internacional. ¿Recuerda a alguien en especial?

De los jugadores internacionales más destacados contra los que jugué, Drazen Petrovic es el número uno. Oscar Schmidt sería el número 2.

- Fue una estrella universitaria, oro olímpico, jugó con éxito en las principales ligas europeas (España, Italia, Francia, Alemania), pero aunque realizó buenos partidos en la NBA, no consiguió asentarte en la liga: ¿qué cree que le faltó par acabar teniendo una sólida carrera como jugador en la NBA?

Probablemente un juego más equilibrado. Yo era bueno en territorio de 3 puntos. Pero no consistente desde los 4 ó 6 metros.

- ¿Cómo nace su vocación por el arbitraje?

Comencé a arbitrar tan pronto como terminé mi última temporada en Filipinas. Algunos amigos míos me hablaron sobre empezar a arbitrar en high-school. Después de un año, la NBA se enteró y me invitó a un campamento de verano. Estuve en el lugar adecuado en el momento justo.

-¿Cómo fue la acogida de sus compañeros árbitros y ex colegas jugadores cuando llegó a la NBA?

Mis antiguos compañeros al principio estaban un tanto escépticos. No se lo podían creer en un primer momento. Después de unos cinco años ya me encontraba verdaderamente a gusto. Mis colegas árbitros resultaron de gran ayuda. La adaptación ha sido bastante constante. Realmente amo esta profesión.


- ¿Ha apreciado en su carrera el contraste entre el arbitraje europeo y el NBA? Como jugador, ¿cuál es el estilo que se adecuaría más a su juego?

Como jugador, preferiría el estilo de arbitraje NBA para mi juego. Eso es todo lo que sé, pero puedo adaptarme a cualquier estilo de arbitraje. Tienes que ser capaz de hacerlo.

- ¿Sigue el baloncesto español o europeo en la actualidad? ¿Cuál es su opinión acerca del basket español en la actualidad, y del impacto de los jugadores españoles en la NBA?

Estoy al tanto de lo que está pasando en Europa, con las selecciones nacionales. ¡Lo están haciendo muy bien! Todo el mundo está mejorando más y más.



TL Adicional: Artículo "El lado oscuro", de @quiquechust, para la Black Edition de la revista Cuadernos de Basket (disponible en scribd) sobre la llegada de Leon Wood al mundo del arbitraje.


Enlaces de interés:

Partido amistoso entre la Selección de EE.UU. para la Olimpiada de Los Angeles y un combinado NBA All-Stars (en Indianapolis)

Amistoso entre la Selección de EE.UU. de Los Angeles'84 y un combinado NBA All-Stars (en Phoenix)

Partido amistoso Atlanta Hawks y la Selección de la URSS disputado en Tblisi. Wood salva a los Hawks de la primera derrota de un equipo NBA ante otro europeo (que se produjo poco después)

Perfil de Leon Wood en la web de Espacio Liga Endesa, por Javier Ortiz @Bujacocesto

Ficha con estadísticas en "Baloncesto Historia de los Mejores"

Gran artículo en "Titan Magazine" sobre la historia de Leon Wood: "For the Love of the game"

En la serie "Making the Call" de NBA.com, Leon Wood protagoniza un capítulo en abril de 2014 hablando sobre su trabajo como árbitro NBA

Partido de la temporada 1990/91 con el Ranger Varese contra Filanto Forli, con duelo anotador entre Bob McAdoo (46) y Leon Wood (36).


Agradecimiento especial para Peter Lagiovane, Senior Manager de la NBA, por la atención y facilidades dispensadas para llevar a cabo la entrevista, así como a Leon Wood por su colaboración.
También nuestro agradecimiento a todos los profesionales del baloncesto aragonés que han colaborado en la elaboración de este reportaje.

[Fotografías obtenidas de NBA.com, Gigantes del Basket, Basket16, Libro 25 aniversario CBZ, lacasadelbaloncesto.es, facebook de Enrique Sanz, todocoleccion.net, complex.com, sports.yahoo.com, giessen46ers.de, caistas.net, Fernando Radigales]


Este post tiene ánimo de actualización constante, lo cual solo es posible con tu colaboración, puedes contactar vía email en info@balonzesto.net o Comentar, enviar fotos o imágenes relacionadas con Leon Wood, que irán completándolo. Última actualización: 07/06/2015

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada