viernes, 2 de septiembre de 2011

Bares de baloncesto en Zaragoza



Repaso a los bares de la ciudad de Zaragoza relacionados con el baloncesto. Desde los locales históricos como el Pub Basket o El Equipo, hasta el reciente Basket Bar de las Delicias, pasando por grandes proyectos como el Domo Stadium. La vinculación entre el ocio y el deporte a través de establecimientos dedicados al baloncesto y en los que confluyen sus protagonistas.



Los bares de baloncesto en Zaragoza tuvieron un referente en el Pub Basket de José Luis Rubio, un local situado en la calle Francisco de Vitoria que se convirtió en la sede del C.B.Z. y en lugar de peregrinaje para descubrir a las estrellas de este deporte. Fue el primer sitio que instaló una pantalla gigante en la ciudad para ver con detalle y en exclusiva los partidos de la NBA que el propio Rubio traía directamente desde los Estados Unidos. También se emitía desde allí el programa de Radio Heraldo “La hora del basket” y fue escenario de presentación de jugadores y celebración de triunfos del antiguo CAI Zaragoza. Aunque al cerrar sus puertas dejó un gran vacío en este ambiente en la ciudad, todavía se puede evocar su magia a través de fotografías y testimonios de quienes conocieron la época dorada del Pub Basket.





Pese a ser considerada Zaragoza tierra de baloncesto, no han sido muchos los locales de restauración dedicados al mundo de la canasta. Sí que han estado y continúan personajes relacionados con el baloncesto al frente de establecimientos que acaban emanando un aroma a basket. El decano y sin duda más emblemático era el Bar El Equipo, en la calle Madre Vedruna, abierto en 1992 tras el cierre del Pub Basket por uno de sus trabajadores, José Carlos Sicilia, cuñado de Javier Macipe, un clásico entre los entrenadores zaragozanos. Allí se mantuvo hasta 2009 su tradición baloncestística. Con una ambientación alusiva al mundo del basket, este local fue punto de reunión para varias generaciones de nuestro deporte. Fácilmente reconocible por su luminoso con el dibujo de una cancha de juego, permaneció durante muchos años como estandarte del concepto de bar deportivo. El propio Macipe (que además de entrenador cuenta con una dilatada trayectoria en medios de comunicación, ya estaba incluso en el programa ya mencionado que se realizaba desde el Pub Basket, junto a Valeriano Jarné, Luis Bruned o Salvador Asensio) da fe del gran ambiente que reinaba en el local, en el que cuando entrabas casi siempre había gente del basket entre la clientela, gracias al buen hacer de sus dueños. En los dos televisores se podían seguir las retransmisiones paralelas de eventos deportivos de los equipos de la ciudad y era lugar habitual de reuniones y cenas de equipos. La única ocasión en que el Bar El Equipo ayudó (por circunstancias) en un patrocinio, el conjunto quedó Campeón de España de Deporte Laboral en categoría femenina de baloncesto en la fase final que se disputó años ha en Zaragoza.




Exjugadores como Pablo Villalba y Antonio Modrego se iniciaron en el sector a través de algunos pubs de la zona del Casco Viejo de Zaragoza, pero ha sido en aventuras posteriores donde han llegado a poner en marcha auténticos iconos de la noche y el ocio en la capital aragonesa. El Domo Stadium logró superar una polémica apertura para encumbrarse como uno de los locales con más clase de los que se han abierto jamás a orillas del Ebro. Con una temática enteramente deportiva, la cuidada ambientación y equipamiento permitía por primera vez seguir diversos acontecimientos deportivos a través de las múltiples pantallas instaladas en las diferentes zonas en que se dividían las dos plantas del edificio. Su ring de boxeo en la parte central del local también quedó inmortalizado en la fiesta que el CAI Zaragoza organizó para celebrar su primer ascenso a la ACB. También el Mann-Filter (como apunta en los Comentarios FER-I*LL) realizó allí la presentación de su equipo de Liga Femenina. Otros momentos memorables en el Domo fueron la Eurocopa de fútbol ganada por España o los partidos de la Selección de baloncesto en sus años de mayor éxito. Domo Stadium cerró finalmente sus puertas en 2009 (había abierto 3 años antes) dejando un hueco imposible de llenar en el sector de bares deportivos y quedando su mastodóntico recuerdo en forma de edificio fantasma al lado del Carrefour del barrio del Actur.




Antes del impresionante proyecto convertido en realidad que es la reapertura del mítico espacio de la discoteca TorreLuna, Pablo Villalba y los demás socios del Grupo Centrick (Jorge López, Marco Soria y David López, que iniciaron su aventura en el año 2000 recogiendo el testigo de La Pascualilla, otro clásico de la zona del Casco) pusieron en marcha Centrick Club Café, un nuevo concepto de restauración en la calle Arquitecto Magdalena (junto a la Plaza de Los Sitios) que abre durante todo el día y que es capaz de generar los ambientes adecuados para la clientela según cada momento: desayunos con prensa deportiva a primera hora, almuerzos, cafés, copas de media tarde y por supuesto la mejor fiesta nocturna. La apuesta por TorreLuna, en la entrada por Miguel Servet dirección al pabellón Príncipe Felipe, va más allá de lo que puede ser un bar, una cafetería o un pub. También se desliga por tanto de una temática específica como es el baloncesto, pero dada la vinculación de sus impulsores con el deporte, puede convertirse en un espacio imprescindible en este sentido. De hecho, además de ser un lugar habitualmente frecuentado por deportistas de los principales equipos de nuestra ciudad, cuenta con un acuerdo de patrocinio con el Sala 10 Zaragoza, según Pedro Bellido (Relaciones Públicas del Grupo Centrick), y próximamente se firmará otro con el Real Zaragoza. En cuanto al sector del basket, a la relación de antiguos compañeros entre Reynaldo Benito y Villalba, se unen lazos con el entrenador José Luis Abós, los jugadores y otros directivos del CAI Zaragoza. Es por tanto fácil encontrarse con gente del mundillo en cualquiera de estos establecimientos o en otros del Grupo Centrick, como el Buddha.




















Otro de los sitios más frecuentados es el Café de La Rosa (calle General Sueiro), convertido por Javier Gastón primero en lugar de encuentro nocturno de mucha gente de la canasta a todos los niveles, y después en improvisado estudio de radio desde donde los tertulianos del programa de Onda Cero analizaban la actualidad del CAI Zaragoza que luchaba en la LEB. Por este espacio radiofónico, que se realizó allí durante 4 años, pasaron todos los jugadores del CAI y otros destacados personajes de la actualidad de la canasta. Gastón, un reconocido entrenador de categorías inferiores en distintos clubes de la ciudad y organizador de otros eventos relacionados con el basket, ha sabido siempre atraer y generar un ambiente propicio en todos los negocios de restauración que ha emprendido (primero en el Kaifas, y desde 2001 con otros socios en el Café de La Rosa). En la pantalla gigante del local se pueden seguir retransmisiones deportivas entre las que por supuesto se encuentran los partidos de basket. En el verano de 2009, durante la Gira eñemanía de preparación del Eurobasket de Polonia, fue el lugar de la fiesta privada de la Selección Española por encargo de Jorge Garbajosa (al día siguiente los seleccionados tenían el día libre).


Han sido a lo largo del tiempo, y todavía más en épocas recientes, varias las iniciativas llevadas a cabo por distintos protagonistas del entorno del baloncesto. Unas con mayor recorrido que otras, como el pub People del único árbitro zaragozano en ACB, Carlos Peruga. Hoy el local en la calle Azoque (próximo al que ocupó el Tony Roma’s, otro restaurante de comida americana que también contó entre sus dueños a personalidades cercanas a la pelota naranja) ya ha cambiado de denominación en varias ocasiones, pero sigue siendo identificado por muchos por este su antiguo nombre.

Los bares de la zona del Casco Viejo han contado con gente del mundo del basket como el ya mencionado Antonio Modrego, que puso en marcha La Frontera (que luego regentaron los jugadores del UGT Gerardo y Pachi), o el Carpe Diem (actualmente Déjà Vu Club), que congregaban los fines de semana a un gran número de integrantes del baloncesto local. Recientemente “Mo” ha inaugurado el Café Bar Tocata en el Paseo de la Mina, un local vintage de los años 80 y 90, en el que gracias a sus 9 plasmas de 42” el deporte goza de un especial protagonismo a través de las retransmisiones de los principales equipos de la tierra (el Real Zaragoza y el CAI), así como todo lo que su público demande y sea de interés.


Otros entrenadores y coordinadores en diversos clubes zaragozanos como José Ángel Moros (“Freshman”) y Eduardo Gabás, Sergio Lamúa o Javier Sánchez (“Wallace”), trabajaron en el PapaWhisky, el Charro Viejo y El Balcón, respectivamente, lugares todos ellos de reunión y celebración de fiestas de equipos y clubes de baloncesto.
Igualmente es necesario mencionar los bares colindantes al pabellón del juego del CAI Zaragoza, que sin serlo de inicio, se han convertido al menos los días de partido en bares de baloncesto: el clásico Iceberg, el más reciente Flanagan's Irish Tavern y otros de la zona que acogen a los integrantes de la Marea Roja los momentos anteriores y posteriores al encuentro.

Y para finalizar, los casos más o menos curiosos, que también los hay. Como el Café NBA de la calle Escultor Félix Burriel esquina con Lorenzo Pardo, con un rótulo de grandes dimensiones que invitaba a entrar a todos los fanáticos del basket americano que esperaban encontrar dentro un oasis dedicado a sus grandes mitos y que acababan cuando menos intrigados al descubrir que su interior presentaba contadas referencias al baloncesto. Un proyecto truncado en inicio y que mantenía un estandarte demasiado confuso, lo que motivó la alteración del orden de las iniciales para pasar a ser el bar ABN durante una temporada aunque ha vuelto a recuperar su nombre original. A él suelen acudir gente del basket procedente de Agustinos y Corazonistas, algunos de los equipos más cercanos, y es un buen lugar para poder ver partidos televisados. Puede que uno de los bares de baloncesto más efímeros y a la vez visitados fuera el Pabellón de Lituania en la Expo 2008 celebrada en Zaragoza. Dentro de su espacio expositivo el país báltico organizó un templo dedicado al basket. Con su refrescante atmósfera de agua pulverizada, su juego gigante de pelotas de baloncesto que encandilaba a los niños, la barra de bar colmada de grifos helados de cerveza y el mausoleo de trofeos y fotos de los mitos lituanos de la canasta, se convirtió en punto de referencia durante aquel verano para los aficionados al baloncesto.


En la actualidad, en el Paseo Calanda abre sus puertas el Basket Bar, que merece una mención especial por el acierto en su nombre, y que cuenta con una heterodoxa decoración de camisetas de basket enmarcadas que ambientan la cafetería: Magic Johnson, Larry Bird, los Harlem GlobeTrotters y una del CAI Zaragoza con dedicatoria incluida, resultado de la afición del dueño por el deporte de la canasta. Sin ser un local temático, siempre tiene su punto comerse una tapa al lado de los recuerdos legendarios de los ases de este nuestro deporte. Y más aún si lo puedes acompañar con el partido de basket que prefieras, ya que se puede elegir entre una extensísima lista de videos de partidos de baloncesto que se pueden visionar en el mismo bar. Un lugar ideal para reunirse con amigos y disfrutar del basket.
Tras un cambio de responsables, The Second House sigue siendo el bar deportivo más genuinamente americano de toda Zaragoza. Situado en la calle Luesia, justo detrás del Edificio La Azucarera, cuenta con una cuidada ambientación polideportiva entre la que destacan bonitos detalles del mundo del basket. Uno de los locales más idóneos para tomar algo o cenar (cuentan con una carta de bocadillos, entrantes...) mientras se disfruta por televisión del partido de turno.
En el mapa "Basket Bars en Zaragoza" de Google Maps se han señalado en color amarillo los bares históricos ya cerrados, e indicado en color rojo los que siguen abiertos (aunque ya no tengan el mismo nombre o propietarios por los que en su día fueron bares de baloncesto).





Ver Basket Bars en Zaragoza en un mapa más grande 

TL adicional: Artículo en el blog Puerta Atrás: "El baño, al fondo a la derecha", con más detalles sobre bares de basket en Zaragoza.

[Fotografías obtenidas por cesión de los propietarios y vía internet; también del libro "Pasión por el basket" conmemorativo del 25 aniversario del C.B.Z.]


Este post pretende recopilar la información de bares relacionados con el baloncesto en Zaragoza. Afortunadamente, la historia de la ciudad y de su baloncesto es lo suficientemente extensa como para que muchos locales hayan quedado en el tintero. Como esta entrada tiene ánimo de actualización constante, lo cual solo es posible con tu colaboración, puedes contactar vía email en info@balonzesto.net o Comentar para enviar información para añadir, así como para completar el mapa de localización de bares actuales e históricos en Google Maps (de colaboración abierta). Última actualización: 15/03/2013



12 comentarios:

  1. TREMENDO ARTICULO. Merecido homenaje a unas salas que prestan atención al baloncesto y que son pocas, para la famosa cita de "Zaragoza, ciudad baloncesto", puesto que muchas veces los aficionados en ésta época reciente, no hemos sabido donde juntarnos para ver partidos de nuestro equipo.

    El Domo, fue un punto y aparte. Lástima que cerrara tan pronto. Ahí, además, Mann Filter ha hecho un par de presentación oficial de la temporada, cuando empezaron a jugar en el Siglo XXI. Posteriormente, estas presentaciones han sido en el bar de la calle Azoque. HE aquí un vídeo de la afición caísta en el DOMO, el día que el CAI jugaba en Mallorca y que era la primera oportunidad de ascenso a la ACB (se ascendería la semana siguiente)
    http://www.youtube.com/user/cuchara666?blend=22&ob=5
    UN ABRAZO

    pd: EN la foto del Bar Calanda, al lado de la camiseta del CAI, hay una bufanda de inchas lleons :D

    ResponderEliminar
  2. Qué ratico tan bueno he pasado leyéndolo e instruyéndome. Una idea fantástica para rememorar tiempos pretéritos (siendo sólo un niño mi hermano mayor me llevaba al pub Basket -estaba al lado de nuestra casa-, me pagaba 'uncocacola' y me dejaba allí enbobado ante la pantalla para ir a recogerme unas horas después). Brillante una vez más.

    ResponderEliminar
  3. @FER-I*LL: Gracias, Fernando, por tus palabras. Y más gracias por esos apuntes especiales sobre el Domo (trataremos de encontrar algo de la presentación del Mann Filter para añadirlo y enlazaremos el video que linkas). Lo de que no haya vuelto a haber un bar enteramente dedicado al basket en muchos años, para crear y reunir a la afición, sí que ha sido un aspecto negativo, quizá influencia por los años en que no hubo basket de primer nivel en la ciudad... Encantado con lo que cuentas; como siempre, agradecido. Un saludo!

    @Titín: Seguro que ha sido un ratico tan bueno como el que hemos pasado recordando esos lugares... Esos hermanos mayores que te envician al baloncesto y se quedan tan tranquilos: ¡tendría que estar prohibido! jejeje... Muchas gracias Jesús como siempre por ese detalle sutil que aportas y que valida lo que escribimos. Saludos,

    ResponderEliminar
  4. Exhaustiva información de barloncesto. Interesante incluso para aquellos que no seguimos habitualmente el basket, pero tomamos una copa de vez en cuando.
    Un abrazo, George.

    ResponderEliminar
  5. Enhorabuena, una vez más, por tu regalo. Buena documentación, cuidada escritura, complemento fotográfico... Balonzesto proporciona calidad y se agradece. Aunque en algún momento hay un tufo a 'anuncio', el repaso histórico es acojonante.

    Recuerdo, creo, que el Foro en San Miguel, donde, si no me falla la memoria, iban muchos hinchas de fútbol, pero también había referencias al CBZ, incluso en su fachada.

    Un amigo y yo siempre fantaseamos con la idea de que en el BAR NBA vendían tapas temáticas: la Longaniza Magic, Pincho de tortilla Mutombo... pero era una decepción entrar y encontrar el vacío, aunque aún nos echamos unas cervecillas tras los partidos en el Gericó.

    Asistí a la fiesta de ese primer ascenso en el Domo. cómo olvidar el bailecito break de DP p como sacaron al buenazo de Starosta, que ya no se tenía en pie (más o menos como casi todos los que celebramos ese ansiado aunque luego efímero objetivo).

    Saludos desde Puertatras

    ResponderEliminar
  6. Impresionante artículo.
    Yo también me acuerdo cuando de crío acompañaba a mi padre al Pub Basket. Aquella pantalla con negros que corrían y saltaban una barbaridad me parecía de ciencia ficción. Me quería quedar allí hasta que cerrasen, sin parar de ver baloncesto de otra dimensión.

    Y lo del cierre del Domo, una pena. ¿Por qué se cerró?
    Era espectacular, y nunca olvidaré el día de su inauguración. Invitaron a gente importante de todos los deportes, y a mí me invitaron como representante del maravilloso deporte de los dardos. Pues fui el único que pudo dar allí una demostración de su deporte, je je.

    Confiamos en que con la cantidad de bares que hay en Zaragoza, se vayan encaminando muchos a la temática baloncestística. Y que te inviten a una caña cada día que gane el CAI.

    Saludos,

    Edu.

    ResponderEliminar
  7. @Pepe Boza; muchas gracias por pasarte por aquí y Comentar, Pepe. Un lujo. Y me alegra mucho que te guste. Algunos expertos dicen que el basket es el deporte por excelencia para ser televisado (y ser visto por TV). Aunque no hay nada como jugarlo, eh. Do you remember...?

    @sraly; muchas gracias por los piropos! Habría que compartirlos, porque esta entrada ha sido un poco fruto de un tripartito: esmaez, tú y un servidor, ya sabes. También agradezco ese apunte sobre lo de los "anuncios"... hombre, hay que dar cancha a los garitos que están a día de hoy operativos, jejé... Muy buenas las vivencias que cuentas: ¡la idea de las tapas hay que patentarla! Pondremos algo de El Foro en el mapa también, es verdad que allí había mucha afición. Gracias otra vez, y un abrazo,

    @Anónimo; el Domo lo cerraron porque no daba para tanto... Precisamente en el blog de sraly, Puerta Atrás, se puede leer una entrada ligada a esta en la que se cuenta algo más. Te pongo el link, que tendrás que copiar y pegar en el navegador:
    http://puertatras.wordpress.com/2011/09/03/el-bano-al-fondo-a-la-derecha/
    La inauguración y las fiestas en el Domo siempre tuvieron mucha clase. Tal como indicas, con la cantidad de bares que hay y ha habido en la ciudad, pocos que se hayan atrevido con el baloncesto, algo que seguro que tiene mucho tirón, ¿no? Gracias por Comentar, Edu. Un saludo,

    ResponderEliminar
  8. Otras referencias:

    -DULCINEA (esquina General Sueiro-San Vicente Martir). Muy frecuentado por Murcia y Hernández cuando eran jovenes. Puede que el dueño fuera compañero de ellos en categorías inferiores o de algun colegio o instituto. Era un bar alargado.

    -Jeckyl. Francisco VItoria. En los albores de este CAI, una cheer, trabajaba allí de camarera, lo que hizo que coincidieran en la noche, directivos, jugadores, periodistas...

    -Restaurante EL foro. No el de San MIguel, donde hay colgada una bufanda del CAI, sino el de enfrente de la Romareda, lugar propiedad de uno de los primeros directivos de este basket zaragoza 2002

    ResponderEliminar
  9. Otra anécdota. Recuerdo que la 'presentación oficial' del nuevo CAI se hizo en un bar, creo que un garito de la calle Azoque de cuyo nombre no puedo acordarme. Era por septiembre del 2002. Realmente ese acto fue muy anticipatorio de lo que pasaría después. Hubo prueba de cheerleader en directo y las copas circulaban con alegría (cosas que pasan en los bares). Recuerdo que había una pantalla gigante en la que se pasaron varios partidos vintage de la NBA (yo me pasé la noche mirando la pantalla en vez de a las cheer). Estuvo toda la plantilla, que se había reunido antes para cenar (recuerdo una foto de un diario en la que parecía que un jugador se estaba liando un peta). En fin, un chou.

    Todo el mérito de este post es vuestra, yo solo tengo la mente calenturienta. Lo del tono anuncio no me gusta por deformación profesional si no es que te saques algo a cambio, claro, jeje)

    ResponderEliminar
  10. Felicidad por el blog , muy interesante la historia de los bares además lo he leído a mi abuelo que me ha hablado también de estos buenos momentos:))))

    ResponderEliminar
  11. Joder!!! qué desliz.. cómo olvidar Dulcinea... gracias Fer... puedo deciros que durante años fue el antro de reunión por antonomasia (autonomía que dirían los Gomaespuma) de los jugadores canteranos del CAI. La generación de Murcia, Alberto Angulo, Dani Álvarez y compañía lo convirtieron en su segunda casa. El ambiente era espectacular, los 'abueletes' que atendían tenían una paciencia infinita. Yo solía ir mucho porque era un bar muy arraigado entre los 'Marianos'. Tal fue el cariño que le cogieron los canteranos caístas que años depués pasó a llamarse DxT (deporte) y a estar regentado por José Miguel Hernández. Siguió estando muy frecuentado por gente del basket zaragozano y hasta Fernando Ubide ('pollito')estuvo por allí poniendo copas. El cambio de decoración y estilo fue radical, pero se respiraba el mismo 'aroma'. Eso sí, los bailes encima de la barra a altas horas de la madrugada eran para verlos... Si ese garito hablara...era un sitio con 'sabor'... míticas las escaleras que bajaban a los baños (sucios es decir poco) y legendario el 'revuelto', una suerte de anís con 'quiénsabequé' que te ponía los ojos del revés... a quien me vea en privado prometo contarle alguna anécdota innombrable por aquí...
    qué tiempos!!! qué jóvenes éramos y qué daño hacíamos... Viva el basket y como diría el maestro Calamaro: "Gracias, gracias a los bares de España..."

    ResponderEliminar
  12. @FER-I*LL, @sraly: muchas gracias por re-Comentar y aportar anécdotas tan imprescindibles!!

    @comparador de precio: interesante lo de tu abuelo... esto se llama troll?

    @Titín: Jesús, eres un súper crack. Lo que cuentas es impresionante, aporta una luz casi divina... "que jovenes éramos y cuanto daño hacíamos", solo con eso, engrandeces este humilde post. Mil gracias. Un abrazo,

    ResponderEliminar